El calendario concede una tregua al Madrid

El equipo de Zidane, que solo pudo descansar 62 horas entre los partidos contra Getafe y Athletic, dispone ahora de cuatro días completos para preparar el duelo ante el Alavés

El exigente calendario post-pandemia ha concedido una pequeña tregua al Real Madrid justo antes de encarar el sprint final del campeonato en busca de su Liga número 34. El cuadro de Zidane dispone ahora de cuatro días completos para preparar el duelo ante el Alavés en el estadio Alfredo Di Stéfano. En total, 126 horas de descanso entre el pitido final de San Mamés y el inicial que tendrá lugar el viernes en Valdebebas a partir de las 22.00 horas.

El club blanco andaba con la mosca detrás de la oreja al entender que los horarios le podrían haber perjudicado, pues en todas las jornadas a excepción de la última había jugado después del Barcelona, su rival por el título. Las quejas se multiplicaron antes del choque en Bilbao, pues los pupilos de Zidane solo tuvieron 62 horas de margen para descansar entre el partido contra el Getafe y el duelo ante el Athletic, 10 horas menos que las 72 horas de rigor entre partido y partido.

Sabedor de la exigencia física y del estrés competitivo, Zidane concedió un día libre a la plantilla, que volverá mañana por la tarde a los entrenamientos para preparar el enfrentamiento contra el Alavés.

Después de medirse al equipo babazorro, el conjunto blanco deberá encarar las últimas tres jornadas en una semana. El lunes 13 de julio se medirá al Granada, el jueves 16 de julio al Villarreal y cerrará LaLiga contra el Leganés el domingo 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *