Lo que pudo ser y no fue: Sale a la luz el contrato de Lewandowski con el Madrid

El diario polaco Onet Sport ha desvelado el documento que data de 2014, cuando el delantero se fue al Bayern

El club blanco le ofreció una prima de fichaje de casi 11 millones de euros y un sueldo de 8,6 kilos por temporada

Robert Lewandowski estuvo muy cerca de ser jugador del Real Madrid en el verano de 2014. Tanto es así que hasta tuvo un contrato redactado por el club blanco que nunca llegó a firmar. El medio polaco Onet Sport ha sacado a la luz el documento, donde se puede apreciar que el Madrid le ofreció una prima de fichaje de 10.957.650 euros y un sueldo por cada una de las seis temporadas (de la 2014/2015 a la 2019/20) de 8.609.590 euros.

El delantero polaco, que finalizaba contrato con el Borussia Dortmund y acabó firmando con el Bayern de Guardiola aquel mismo verano, era uno de los grandes deseos de Florentino Pérez desde que en las semis de Champions de 2013 le endosara al Madrid cuatro goles en un solo partido.

El Madrid, sabedor de que podía llevarse gratis a uno de los goleadores más cotizados del continente, apretó de lo lindo para convencer al jugador. El documento que ha salido a la luz está fechado el 9 de diciembre de 2013, tiene 6 páginas y está firmado por José Angel Sánchez, director general y mano derecha de Florentino, y por Manuel Redondo, jefe del gabinete del presidente.

En el reportaje, Onet Sport explica que Lewandowski se había comprometido con el Bayern meses antes pero que la oferta del Madrid le tentó, sabedor además que el Borussia y sus aficionados preferían verlo de blanco antes que con la casaca del eterno rival. Cezary Kucharski, agente de Lewandowski, reconoce ahora en declaraciones al citado medio que su representado “quería ir al Real y echarse a atrás con el contrato con el Bayern”. “Le gustaba la visión de vivir y jugar en Madrid”, apunta.

El Bayern se enteró del movimiento y reprendió al representante, que convenció al polaco de que la mejor opción era el Bayern aunque las condiciones fueran ligeramente peores. “Desde el principio pensé que Munich era la mejor opción, Robert tenía que ser el número 1, no podía ser un simple apoyo”, revela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *